Turnos

Banner

Quien esta en Linea?

Tenemos 6 invitados conectado(s)

TRASTORNOS OBSESIVOS

 

 

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es una enfermedad que hace que las personas tengan pensamientos que no desean (obsesiones) y que repitan ciertos comportamientos (compulsiones) una y otra vez. Todos tenemos hábitos y rutinas en nuestra vida cotidiana tales como cepillarnos los dientes antes de acostarnos. Sin embargo, en las personas con TOC, los patrones de comportamiento interfieren con sus vidas cotidianas.

La mayoría de personas con TOC saben que sus obsesiones y compulsiones no tienen sentido, pero no son capaces de ignorarlas o de frenarlas.
¿Qué son obsesiones?
Las obsesiones son ideas, imágenes e impulsos que pasan por la mente de una persona una y otra vez. Una persona con TOC no desea tener estos pensamientos y los encuentra perturbantes, pero la persona no puede controlarlos. A veces estos pensamientos solo aparecen de vez en cuando y tan solo son levemente molestos. Otras veces, una persona que tiene TOC tendrá pensamientos obsesivos todo el tiempo.

¿Qué son compulsiones?
Los pensamientos obsesivos hacen que las personas que tienen TOC se sientan nerviosas y con miedo. Ellos tratan de deshacerse de estos sentimientos realizando ciertos  comportamientos de acuerdo a "reglas" que ellos mismos elaboran. Estos comportamientos se llaman compulsiones. Los comportamientos compulsivos a veces también se llaman rituales. Por ejemplo, una persona que tiene TOC puede tener pensamientos obsesivos relacionados con los gérmenes. Por causa de estos pensamientos la persona puede lavarse las manos una y otra vez después de usar un baño público. Realizar estos comportamientos usualmente sólo hace que las sensaciones nerviosas desaparezcan por un tiempo corto. Cuando el miedo y los nervios vuelven a aparecer la persona que tiene TOC repite la rutina nuevamente.
¿Cuáles son algunas obsesiones comunes?
Las siguientes son algunas obsesiones comunes:
•       Miedo a la mugre o a los gérmenes
•       Disgusto por los desechos o los líquidos corporales
•       Preocupación con el orden, simetría (balance) y exactitud
•       Preocupación de que una tarea no se haya realizado bien incluso cuando la persona sabe que no es cierto.
•       Miedo de tener pensamientos malos o pecaminosos
•       Pensar en ciertos sonidos, imágenes, palabras o números todo el tiempo
•       Necesita asegurarse continuamente de las cosas
•       Miedo de hacerle daño a un miembro de familia o amigo
¿Cuáles son algunas compulsiones comunes?
Las siguientes son algunas compulsiones comunes:
•       Limpiar y arreglar, tal y como lavarse las manos, tomar baños o cepillarse los dientes una y otra vez
•       Revisar cajones, puertas y aparatos eléctricos para asegurarse de que están cerrados, con seguro o apagados
•       Repetir acciones, tal y como salir y entrar por una puerta, levantarse y sentarse de un asiento o tocar ciertos objetos varias veces.
•       Ordenar y disponer cosas de cierto modo
•       Contar hasta cierto número una y otra vez
•       Guardar periódicos, correspondencia o empaques que ya no son necesarios
•       Buscar seguridad y aprobación continua
¿Qué tan común es el TOC?
Por muchos años se pensó que el TOC era raro. Algunos estudios recientes demuestran que puede haber tanto como tres millones de estadounidenses entre los 18 y los 54 años de edad con TOC en cualquier momento específico. Esto es aproximadamente 2,3% de la gente en este grupo de edad. El TOC afecta los hombres y las mujeres de igual manera.
¿Qué causa el TOC?
Nadie ha encontrado una causa específica y comprobada para el TOC.
Algunas investigaciones muestran que tiene que ver con las substancias químicas en el cerebro que se encargan de llevar mensajes de un nervio al otro. Una de estas substancias químicas llamada serotonina ayuda a que las personas no repitan los mismos comportamientos una y otra vez.
Una persona que tiene TOC puede no tener suficiente serotonina. Muchas personas que tienen TOC pueden funcionar mejor cuando toman medicamentos que aumentan la cantidad de serotonina en su cerebro.
¿Existen otras enfermedades asociadas con el TOC?
Las personas que tienen TOC frecuentemente tienen otros tipos de trastornos de ansiedad tales como fobias (por ejemplo miedo a las arañas o a volar) o trastornos (ataques) de pánico.

Las personas que tienen TOC también pueden tener depresión, trastorno de atención e hiperactividad (TDAH o ADHD en inglés), un trastorno alimentario o un trastorno del aprendizaje tal como la dislexia.

El trastorno de la perpetua duda

"No podía hacer algo sin un ritual. Estos rituales trascendían a todos los aspectos de mi vida. Para mí, era muy importante contar. En la noche, cuando ponía mi despertador, tenía que hacerlo en un número que no sumara un "mal" número. Si mi hermana tenía 33 años y yo 24, no podía dejar la televisión en el canal 33 o en el 24. Me echaba champú tres veces en lugar de una porque tres era un número de suerte y uno no lo era.

Me demoraba mucho al leer porque contaba las líneas de cada párrafo.
Si estaba escribiendo una tarea para mi examen en la escuela no podía tener cierto número de palabras en una línea si sumaban un mal número.
Siempre estaba preocupada pensando que si no hacía cierta cosa mis padres iban a morir. O me afligía hacer algo que causara daño a mis padres lo cual era totalmente irracional. No podía usar nada que dijera Boston porque mis padres eran de ahí. No podía escribir la
palabra "muerte" porque me preocupaba que algo malo sucediera.

El vestirme en las mañanas era muy difícil porque yo tenía una rutina y si me desviaba de ella, tenía que volverme a vestir.

Yo sabía que esos rituales no tenían sentido pero no parecía que pudiera sobrepasarlas hasta que me sometí a tratamiento."

Cuestiones a tener en cuenta
•       Debe tener siempre presente que el Trastorno obsesivo – compulsivo, es una enfermedad que tiene tratamiento.
•       Tener más información acerca del trastorno y seguir un programa de tratamiento adecuado, le ayudará a mejorar sus expectativas de una mejor calidad de vida.
•       La recuperación no se produce de la noche a la mañana, se requiere un tiempo para observar la mejoría, por tanto no debe desanimarse.
•       Este folleto informativo le ayudará a entender el Trastorno obsesivo – compulsivo como una enfermedad, así podrá reconocer sus síntomas y buscar la atención médica adecuada cuanto antes.
¿Qué es un trastorno obsesivo – compulsivo?
Las personas que padecen un trastorno obsesivo – compulsivo (TOC), tienen pensamientos o ideas indeseadas e irracionales, de forma repetitiva y persistente (tales como temor de contaminarse con gérmenes) que les produce una gran ansiedad. Estas son las obsesiones.
Para neutralizar o reducir esta ansiedad, que producen las obsesiones, la persona con TOC siente la necesidad irrefrenable de realizar una serie de rituales (acciones o  comportamientos compulsivos), tales como lavarse o realizar limpieza repetidamente. Si dicha persona no puede poner en práctica estos rituales de forma inmediata, su ansiedad aumenta desmesuradamente.
Normalmente, la persona reconoce en algún momento que estas obsesiones y compulsiones son excesivas o irracionales (esto no ocurre en niños), produciéndose así un malestar clínicamente significativo que influye en casi todos los aspectos de su vida.
El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno caracterizado por presentar pensamientos o rituales de ansiedad que usted siente que no puede controlar. Si usted padece de TOC, como se le conoce, puede estar plagado de pensamientos o imágenes persistentes indeseables o por la necesidad urgente de celebrar ciertos ritos.
Usted puede estar obsesionado con los gérmenes o la mugre y en ese caso se lava las manos una y otra vez. Puede estar lleno de dudas y sentir la necesidad de reconfirmar las cosas repetidamente. Puede estar preocupado por pensamientos de violencia y teme hacer daño a las personas que están cerca de usted. Puede pasar largos períodos de tiempo tocando las cosas o contando; puede estar preocupado por el orden y la simetría; puede tener pensamientos persistentes de llevar a cabo actos sexuales que le son repugnantes; o puede afligirle tener pensamientos que van contra su religión.
Los pensamientos o las imágenes preocupantes se llaman obsesiones y los rituales que se celebran para tratar de prevenirlas o disiparlas se llaman impulsos. No es placentero celebrar estos ritos que se siente obligado a hacer; únicamente siente descanso temporal de la incomodidad causada por la obsesión.

Muchas personas saludables pueden aceptar tener algunos de estos síntomas de TOC, tales como revisar la estufa varias veces antes de salir de la casa. Pero se diagnostica el trastorno únicamente cuando dichas actividades consumen cuando menos una hora al día, son muy
angustiosas o interfieren con la vida diaria.

Muchos adultos con este problema de salud reconocen que lo que están haciendo no tiene sentido pero no pueden evitarlo. Sin embargo, muchas personas, especialmente niños con TOC, pueden no comprender que su comportamiento está fuera de lo normal.
El TOC afecta a hombres y a mujeres aproximadamente en igual número y aflige a más o menos 1 de cada 50 personas. Puede aparecer en la niñez, en la adolescencia o en la edad madura pero como promedio se detecta en los jóvenes o en los adultos jóvenes. Un tercio de los adultos con TOC experimentaron sus primeros síntomas en la niñez. El curso que sigue la enfermedad es variable; los síntomas pueden ir y venir, mitigarse por un tiempo o empeorar progresivamente. La evidencia de que se dispone sugiere que el TLC puede venir de familia.

Cómo saber si usted padece un TOC
La característica esencial del TOC es la presencia de obsesiones y/o compulsiones, de forma recurrente, lo suficientemente importantes como para provocar pérdidas de tiempo significativas (más de 1 hora al día), o una interferencia marcada en la rutina cotidiana del
individuo, en sus relaciones laborales, su vida social, etc. lo cual constituye un malestar clínicamente significativo para la persona y su entorno directo.
Temas de preocupación más habituales
El contenido de las obsesiones y compulsiones acostumbra a tratar sobre una serie de temas comunes en diferentes personas.

Las obsesiones más frecuentes son ideas recurrentes que versan sobre temas como:
•         La contaminación (ej. contraer una enfermedad al estrechar la mano a los demás)
•         Dudas repetitivas (ej. preguntarse si ha cerrado la puerta de la calle con llave o no)
•         Disponer las cosas en un orden determinado
•         Impulsos de carácter agresivo que horrorizan a la propia persona ( ej. hacer daño a una niña)
•         Fantasías sexuales (ej. una imagen pornográfica recurrente)

Estos pensamientos, impulsos o imágenes no se producen por preocupaciones excesivas por problemas de la vida real (como dificultades económicas, laborales, escolares, etc) es más, rara vez se relacionan con hechos de la vida real.
Por otra parte, las compulsiones más frecuentes implican tareas como:
•        Lavado o limpieza
•       Comprobaciones reiteradas
•       Demandas o exigencias de certeza
•       Acciones repetitivas
•        Puesta en  un orden determinado ciertos objetos
Estas obsesiones y compulsiones pueden llegar a reemplazar comportamientos productivos y gratificantes y desestructurar enormemente la actividad global de la persona.
Trastornos asociados
La depresión u otros trastornos de ansiedad pueden acompañar al TOC.

 

Además, algunas personas con TOC sufren de trastornos alimenticios.
También pueden evitar las situaciones en las cuales tengan que enfrentarse a sus obsesiones. O pueden tratar, sin éxito, de usar alcohol o drogas para calmarse. Si el TOC se agrava seriamente puede interponerse entre una persona y su empleo o evitar que esa persona asuma responsabilidades normales en su casa, pero por lo general no llega a esos extremos

A menudo observamos que otros trastornos acompañan al TOC. Algunos de ellos son:

-     Comportamientos de evitación en situaciones relacionadas con el contenido de las obsesiones.
-     Preocupaciones hipocondríacas (temor a estar padeciendo diversas enfermedades)
•        Sentimientos de culpa y excesiva responsabilidad.
•        Trastornos del sueño.
•        Problemas conyugales, laborales, sociales (a causa del TOC.)
•        Trastorno depresivo.
•       Otros trastornos de ansiedad (fobias, trastorno de angustia.)
•       Trastornos alimentarios.
•       Problemas dermatológicos (como consecuencia de los rituales, ej. dermatitis por exceso de lavados.)

.

Más información acerca del TOC
Aunque el TOC se suele iniciar, en la mayor parte de los casos, durante la adolescencia o principio de la edad adulta, también puede hacerlo en la infancia. La mayor parte de las veces el inicio del trastorno es gradual.
Estudios recientes han estimado que un 2.5% de la población padece TOC. Aunque lo más importante es saber que existe un alto porcentaje de éxito siguiendo el tratamiento adecuado.

Filtro de título     Mostrar # 
# Autor Hits