Turnos

Banner

Quien esta en Linea?

Tenemos 17 invitados conectado(s)

DUELOS

 

 

Cuando se buscan culpables, cuando se realizan reproches se vuelve dificil aceptar los acontecimientos ocurridos.  Quien intenta determinar culpas, o se queda “varado” en las quejas, tiene la ilusion de poder hacer algo, permaneciendo el mismo inmodificado.  La solucion esta en relacion a que ambos se entreguen al dolor, a la tristeza. Despues, de pronto, cada cual se encuentra desligado del otro. En relacion a esto es importante resaltar que la colera suele sustituir el dolor y la tristeza.

 

Cuando dos personas no pueden separarse, lo que suele estar ocurriendo es que se evita tomar lo que fue recibido en la relacion (lo cual se traduce en un desprecio por el otro y/o la relacion en si) impidiendose asi reconocer el importante lugar que ocupo (y ocupa) la pareja en cuestion; por otro lado, puede que no se estén asumiendo las responsabilidades de lo acontecido. Una forma de evitar tomar lo que fue recibido en la relacion es cuando la pareja o uno de los integrantes de la misma decidio abortar un embarazo…si este hecho no es elaborado adecuadamente puede generar la ruptura de la relacion con la paradojica situacion de no poder terminar de separarse.

 

Cuando los integrantes de la familia tanto del hombre como de la mujer se inmiscuyen en la relacion de pareja, suele tener efectos perjudiciales en la relacion amorosa.

 

Cuando una pareja con hijos prioriza su funcion “paternal” sobre la relacion sentimental que hay entre ellos, produce efectos nocivos no solo sobre los hijos sino tambien sobre la relacion. Sin embargo, una separacion realizada a la ligeral, sin compromiso o sin asumir responsabilidades habitualmente trae efectos negativos sobre los hijos.

 

2. ¿Cómo salir fortalecido de un duelo, una perdida?

 

El duelo es un trabajo psíquico que se pone en funcionamiento cuando perdemos algo o alguien….quien éramos para alguien, a quien le importábamos. Duelo que lleva a que uno no se reconozca en la propia mirada…circunstancialmente se de deje de existir.
El duelo es lento y penoso….se elabora ¿Cómo? Al detenernos en cada punto de enlace que nos liga a lo perdido, en cada recuerdo, en cada esperanza, en cada momento compartido.
En el duelo se pone en evidencia que aquello que perdimos nos sostenía: si alguien que amamos nos deja, el mundo se desmorona.

Un duelo no elaborado produce sufrimiento, síntomas en el cuerpo, en el alma, en las relaciones nuevas que de esta manera corren riesgo de perderse: es que cuando lo perdido no se deja ir, no deja lugar a lo nuevo. Lo que no se duelo, no necesariamente es la muerte fisica de un ser querido, sino que puede ser: el crecimiento natural de una persona lleva a modificar los vinculos, sobre todo con los padres y en este proceso la perdida del padre o la madre de la infancia no suele ser tarea sencilla; en la adolescencia vuelve a ocurrir una fuerte metamorfosis interior que lleva a la perdida  del padre o la madre de la adolescencia los cuales  suelen estar fuertemente idealizados (héroes que ya no lo son y a los cuales celamos); otras experiencias que se vinculan a un duelo son: la perdida de  una relación amorosa, un amigo, los cambios sufridos por el nacimiento de un ser, un hijo perdido, un aborto; la perdida de un empleo, un exilio, de una casa, de salud, de una situacion economica, de la juventud, los hijos que se van, etc.
La depresión, como la tristeza son estados pasajeros y pueden transformarse hablando sobre ello, a quien sepa brindar las posibilidades de elaboración: ubicar lo que se pierde, que (función) se pierde y no se deja ir, cuales son los recuerdos, situaciones, vínculos que nos mantienen ligado a lo perdido, permitiendo así reubicarse en relación a lo perdido….es que el vivir persiste, continua su devenir.

En el trabajo de duelo nos encontramos con cierta ambivalencia: el ser amado es reconstruido ideal y mentalmente en el yo, pero al mismo tiempo es odiado…por lo que no nos dio, por las peguntas sin responder que nos dejó…porque nos dejó. Sin la elaboración de esta ambivalencia, la vida se ve interrumpida. En el intento de no perder al ser querido, la persona se identifica con quien ya no esta, enajenándose de si mismo, convirtiéndose en alguien que no le sirve para su existencia.
La única salida es hablar, al hablar ir escribiendo una nueva historia que nos permita liberarnos de los síntomas, de las tristezas. Una escritura nueva que nos reposicione en ese mapa simbólico, verbal en el que vivimos y así corrernos de la pesadez de la depresión.

Favorecer la comunicación abierta y eficaz, sobre todo entre los integrantes de la familia en donde se pueda explicitar los sentimientos, es un importante recurso para facilitar la elaboracion de un duelo. Es tambien importante la Red de contencion social:  Amigos, Familia, Profesionales, Cultura, iglesia, etc.

Afrontar, elaborar y resolver un duelo significa pasar por estados de animo de dolor y tristeza, con sensanciones de desorganizacion subjetiva y descontrol que el proceso supone.

 

3. Etapas del duelo

El duelo, el proceso de duelo puede dividirse en tres etapas:

  1. Rechazo de los hechos ocurridos: la persona reconoce, claro esta, lo que ocurrio, pero vive y se comporta como si no hubiese ocurrido. Entonces, por ejemplo, se habla como si viviera la persona que ya no esta, o si se trata de la perdida del nivel de ingresos economicos, no se toman las medidas adecuadas para adaptarse a la nueva situacion. Esta etapa puede producir un estancamiento en el proceso de elaborar el duelo en el cual la persona suele utilizar una serie de mecanismos defensivos para evitar el dolor de la perdida:
    • Racionalizacion: se privilegia la dimension racional, las explicaciones y justificaciones para evitar que emergan los sentimientos y emociones.
    • Aislamiento: se tiende a estar solo y no generar vinculos con los demas. Es que vincularse lleva al contacto con las necesidades vinculares perdidas que no se terminaron de asumir.
    • Regresion: Se vuelve a una manera de comportarse antigua en donde “lo perdido aun estaba”
    • Somatizacion: la tension es absorbida por el organismo evitandose sentimientos dolorosos.
    • Identificacion masiva: se trata de “ser como el difunto”, en donde la persona no vive su historia o proyecto existencial, sino el de la otra persona.
    • Sustitucion: se trata de ubicar a otra persona en el lugar de lo perdido para mitigar el dolor.
  2. Nostalgia: En el proceso de asumir lo perdido, se produce, justo antes de realizarse, la intensificacion de los recuerdos y emociones en relacion a lo perdido. La persona perdida o, en general, lo perdido es intensamente anhelado. Esta intensificacion, por pensarse que será eterna, produce muchas veces, el efecto de que la persona prefiera estancarse en la etapa anterior. Cuando esto se produce, ocurre una paradoja: en vez de vivirse este momento de intesificacion de las emociones que dura poco tiempo, la persona prefiere refugiarse en sus mecanismos defensivos que “eternizan el dolor y sufrimiento vivido”.
  3. Despedida: Cuando esta nostalgia es “soportada” en toda  su intensidad, permite que la persona pueda “dejar ir” “desligarse” de los recuerdos, las situaciones, el lugar que el ocupaba para con lo perdido y las funciones que “lo perdido” cumplian para la persona en cuestion. Se trata de un trabajo gradual y que se hace recuerdo por recuerdo, situacion por situacion, funcion por funcion. Se trata de un proceso de aceptacion, no como idea mental, sino como “despedida” gradual realizada en cada detalle o recuerdo de la vida cotidiana. Este proceso puede tener un tiempo de duracion variable, sin embargo, ya desde el inicio de la vivencia de la perdida se puede determinar si la persona esta trasnsitando el proceso adecuadamente o no; Sin embargo, a los dos años, si se trata de la perdida de alguien o algo muy importante para la persona, el proceso tiene trazado sus lineas principales de evolución, sea positiva o no.

4. Tipos de Duelos

 

Normal y patológico

 

Lo que distingue fundamentalmente el duelo normal, del anormal, es la intensidad y duración de los estados y reacciones del sujeto en el transcurso del tiempo. En el duelo atípico el proceso queda bloqueado, estancado y el dolor no es elaborado. El sujeto pasa a vivir su vida con una sensación de sinsabor y de estar viviendo su vida como un espectador con la sensación de que no puede hacer nada con los síntomas que se presentan como típicos en los duelos. ¿Cuando pedir ayuda?

 

5. Sintomas del duelo

 

Los principales síntomas:
- Enlentecimiento motor.
- Tristeza
- Inhibición de la motivación, desinteres general.
- Sentimientos de culpabilidad.
- Falta de apetito.
- Falta de sueño ( insomnio)
- Depresión.
- Aislamiento social y sentimiento de soledad.
- Apatía o hiperactividad que permite distraer del profundo dolor.
- Pensamientos negativos que retornan constantemente, posibles períodos esporádicos de desesperación y ansiedad
- Ideas de muerte, Etc.

 

Cuando el cuadro empeora, son observables:

 

Intensos sentimientos de culpa que se vuelven insoportables.

 

Pensamientos de suicidio no se trata del deseo pasivo de “estar muerto” o de poder reunirnos con nuestro ser querido, sino del “querer matarse”.

 

Desesperación extrema; la sensación mantenida de que nunca se va  a volver a recuperar una vida que valga la pena…”la vida se ha terminado para mí".

 

Inquietud o depresión prolongadas, la sensación de estar “atrapado” mantenida a lo largo de periodos de varios meses; o, la sensación de estar bloqueado, inhibido, anulado, incapaz de sentir nada.

 

Síntomas físicos, como la sensación de tener un cuchillo clavado en el pecho o una pérdida excesiva de peso.

 

Ira incontrolada, que hace que nuestros amigos y seres queridos se distancien

 

Dificultades laborales continuadas o para realizar las tareas necesarias para la vida cotidiana.

 

Filtro de título     Mostrar # 
# Autor Hits