Turnos

Banner

Quien esta en Linea?

Tenemos 19 invitados conectado(s)

TIMIDEZ

 

La timidez es uno de los estados más complicados que afecta el universo de las relaciones personales en su normalidad. Se le considera una pauta comportamental limitadora del desarrollo social de quienes la experimentan, en las diversas áreas de su realidad cotidiana. 

 

Teoría de Zimbardo 

 

Para el terapeuta e investigador Philip Zimbardo, es un estado de incomodidad causado por la expectativa de posibles consecuencias negativas de las relaciones con otros. Zimbardo distingue un "tímido público" y un "tímido privado", y afirma que el "tímido público" se adapta a la vida social y participa de ella aunque la sufre, mientras que el "tímido privado" tiene grandes dificultades para interaccionar. 
Uno logra adaptarse y controlar el malestar, mientras que el otro no. 
La tendencia suele ser que el tímido sobrevalore y tema el resultado de la opinión que otros tengan sobre él o sus acciones, lo que detona un círculo vicioso de ansiedad e inhibición que tienden a crecer si no se resuelve la causa de la reacción o si no marca una distancia prudencial con el estímulo o agente.

 

Teoría de Yagosesky 

 

Para Renny Yagosesky, escritor y orientador conductual, la timidez puede entenderse como una condición innata predisponente a la introversión social, o como una respuesta psicofísica aprendida, de intensidades variables, asociada con la expectativa de evaluación social negativa. Se manifiesta con cambios cognitivos, afectivos y conductuales, y que tiene como características asociadas, ansiedad, incomodidad vincular, estrés, inhibición expresiva, y tendencia a contactos interpersonales erráticos. Cuando es intensa o muy frecuente, suele estar acompañada de alteraciones psicosomáticas. 

 

Teoría de Goleman 

 

En su famoso libro "Inteligencia emocional", Daniel Goleman se refiere a la timidez como producto posible de una disposición neuronal innata muy particular en los lóbulos prefrontales, que generarían una especie de sensibilidad alterada en un porcentaje de 15% de los sujetos con esta configuración. Afirma, sin embargo, que la mayoría de los aspectos asociados con la timidez son adquiridos socialmente. 

 

Teoría innatista 

 

Una visión neurológica afirma que la timidez puede surgir y sostenerse por la modificación cerebral que causa la repetición de un comportamiento. Esto indicaría que pensamientos, emociones y hábitos reconfiguran áreas de nuestro cerebro y condicionan ya neurológicamente nuestras conductas futuras. Una de las formas más comunes de timidez es la que aparece frente a grupos, y que es mejor conocida como "miedo escénico". 

 

Tratamiento 

 

Si la timidez se experimenta de forma frecuente y promueve una alteración de la normalidad del funcionamiento del sujeto y le impide mantener relaciones sociales abiertamente, mostrar todo su potencial, tomar decisiones, decir lo que piensa y otras acciones en un entorno donde esten involucradas muchas personas.  
El tratamiento puede ser diverso, y va desde el entrenamiento de autoayuda con autoobservación y fijación gradual de nuevas conductas hasta la medicación reductora de la actividad ansiogénica del sistema simpático. 

 

Terapia cognitivo-conductual 

 

La Terapia cognitivo-conductual ha probado ser altamente efectiva, pues combina la modificación de creencias o cogniciones, y la modificación dirigida a ciertas conductas. Técnicas derivadas de la Terapia Cognitiva de Beck, la Terapia Racional Emotivo-conductual de Ellis, y la

Terapia de Aceptación y Compromiso, utilizan métodos entre los que destacan: 
Desensibilización sistemática. 
Entrenamiento en relajación. 
Ensayo de conductas. 
Exposición forzada. 
Intención paradójica. 

Terapia PNL 

La PNL por su parte, propugna un cambio en el lenguaje, evitando generalizaciones, omisiones y distorsiones. Trabaja con el modelaje de estados de éxito y excelencia, lo cual significa encontrar en la memoria del sujeto tímido, momentos en los que utilizó recursos de expresión adecuados, y generalizarlos a otras situaciones. También se sirve la PNL de la reconstrucción de la historia personal, el reencuadre, el anclaje y la modificación de submodalidades en la mente del sujeto, no sin antes considerar si su sistema de representación es preferentemente visual, auditivo o kinestésico. 

Terapia Breve 

Algo similar hacen los terapeutas de Terapia Breve, quienes buscan los momentos de excepción en que la persona tuvo éxito, detectan las pautas que funcionaron y acrecientan dichos momentos hasta hacerlos dominantes en la vida normal del sujeto. 

Entrenamiento de habilidad social 
El entrenamiento en asertividad y habilidades sociales es muy útil, especialmente cuando el consultante tiene total convicción en que desea superar las tendencias pasivas e inhibidas de la timidez y adentrarse en nuevos estilos más productivos, aunque para ello deba pasar por retos difíciles durante un tiempo. En especial cuando ya pasó mucho tiempo. 
El sudor frío en las manos y en la frente, los latidos que se aceleran, nudos en la garganta, temblores, tics y un sin número de síntomas incontrolables invaden con frecuencia a los tímidos más problemáticos cuando se encuentran ante otras personas.  
Las actitudes o decisiones que tomás a lo largo de tu vida están ligadas directamente a tu forma de ser. Y la timidez, muchas veces, condiciona la forma de encarar proyectos, trabajos o relaciones sociales. ¿Qué hacer para poder vencerla? ¿Cómo dejar atrás ese sentimiento que juega en contra?  
La gente suele tener un sentimiento de inseguridad o vergüenza a la hora de expresar sus ideas y pensamientos.  
Según el psicólogo José Valencia Padilla, el paso más importante para vencer la timidez es el “simple hecho” de querer hacerlo. Asegura que esto ocurre por dos razones: “La primera porque a esta decisión hemos llegado por medio de un proceso de reflexión sobre nosotros mismos, reconociendo nuestros propios defectos. La segunda es que hemos realizado una toma de decisión, lo que muestra que nuestra voluntad y nuestra seguridad en nosotros mismos”. 
Las personas que son afectadas por la timidez suelen tener un sentimiento de inseguridad o vergüenza a la hora de expresar sus ideas y pensamientos. Suelen sentirse retraídos ante nuevas situaciones sociales y eso no les permite entablar conversaciones y relaciones con otras personas. 

Usando la timidez 
Si la timidez no pasa a mayores, muchas veces, puede convertirse en un elemento al que se le puede sacar rendimiento. 
La tranquilidad –marca registrada en las personas retraídas- ayuda a controlar mejor los impulsos indeseables y facilita una mejor aceptación social que las personas que no actúan con tanto cálculo. 
Por otra parte son introvertidos y aprovechan esa facilidad para profundizar en la creatividad interior, estimulando la imaginación y la fantasía. Aunque no siempre tiene que ser así. 
Aunque en el ámbito laboral se valore la comunicación entre empleados, también en ese terreno puede aprovecharse la timidez. Muestran una tendencia a ser perfeccionistas y a abordar con eficacia las tareas que requieren mucha concentración. 

Superándola 

Técnicas de autocontrol emocional es un libro que escribió Martha Davis, Matthew McKay y Elizabeth Robbins Eshelman, donde dan una serie de consejos que tratan de reforzar la personalidad de las personas con este problema. 
Afrontar el miedo. A través de técnicas de relajación que permitan apoyar las decisiones que llevan a la personas a situaciones difíciles. 
Rechazar las ideas irracionales. Produciendo pensamientos como "no me afecta", "una discusión es cosa de dos", "nos sentimos en función de cómo pensamos", "todo ser humano se equivoca" o "qué es lo peor que me puede ocurrir". 
Convicción. Mostrar una conducta convincente a la hora de defender propios intereses, y expresar las opiniones libremente pero siempre teniendo en cuenta que no hay que herir la susceptibilidad de los demás. 
Concentración. Concentrarse en los pensamientos no deseados. Hay que estar atento a la aparición de pensamientos negativos, identificarlos y pararlos. 
Cuando la timidez supera el límite pasa a ser fobia social. En este punto debe ser tratada para no generar problemas en la vida del afectado. 

Cuando se hace grave… 
En muchos casos, la timidez puede ser extrema y generar una alteración del funcionamiento del sujeto donde, muchas veces, impide sostener el bienestar y lograr metas. En este momento la simple timidez se puede transformar en fobia social. Donde es recomendable un abordaje a través de la psicología para su control y solución. 

Beatriz Daiksel, licenciada en psicología, explica que el punto de inflexión donde la timidez se convierte en fobia social es “cuando impide hacer cosas”. “El tímido le va a dar vergüenza hacer algo pero lo hará, el fóbico no puede”, agrega. Asegura que cuando empieza a afectar la vida de una persona es cuando debe comenzar a tratarse.  

La forma usada habitualmente es el tratamiento combinado. Se trata de un método en el que se combina la medicación con un procedimiento cognitivo. Pero esto es sólo en casos extremos y, la timidez, en menor medida es completamente superable.

 

Filtro de título     Mostrar # 
# Autor Hits