Turnos

Banner

Quien esta en Linea?

Tenemos 11 invitados conectado(s)

SITUACIONES TRAUMATICAS

 

 

Parece existir un cierto consenso en hablar de situación traumática como una experiencia que constituye una amenaza para la integridad física o psicológica de la persona y ante la que ha respondido con temor, desesperanza u horror intensos. Diferentes fenómenos psicológicos tienen que ver con el modo en que el ser humano enfrenta su pasado. En especial la respuesta a situaciones traumáticas, el duelo y la culpa comparten su carácter de vivencia irreversible respecto a hechos, pérdidas o impactos pasados, que es necesario integrar en la vida para poder avanzar y constituyen un triángulo con frecuencia coexistente e interconexo. 

El apoyo en los tres casos tendrá, por tanto, como elementos en común, dos premisas: se requiere de un trabajo activo por parte de la persona que lo sufre (la persona debe, de algún modo, desear "salir adelante"). No puede trabajarse un duelo, una vivencia traumática o una vivencia de culpa si éstas tienen un valor simbólico positivo para la persona (por ejemplo el duelo, como forma de no traicionar a la persona fallecida olvidándola, la rememoración del trauma como un intento de dar sentido a las cosas sucedidas, la culpa como el deseo de no olvidar el error o como castigo final de este trabajo activo); el objetivo final de este trabajo activo no es por lo general olvidar, sino integrar para poder vivir. Si la persona no percibe esto claramente, puede no implicarse activamente en el trabajo de superación y avance, ni aceptará que quien la intenta ayudar cuestione realmente sus vivencias. 

DEFINICION: Se denomina "trauma" al estado ocasionado por la acción de un estímulo intenso, proveniente del interior o del exterior del sujeto y provoca una brecha- herida, en el aparato psíquico: rompe la barrera de protección del mismo por la imposibilidad de cualificar ese estímulo; por lo tanto se produce un desequilibrio narcisista como reacción al mismo. Esa brecha-herida sobrepasa la capacidad de elaboración y de ligadura; por lo que se instauran contracargas (defensas primarias), que se relacionan con determinadas huellas mnémicas del sujeto, en un intento de cierre de esa herida y alivio de la angustia concomitante. Por eso hay estado de empobrecimiento del YO, porque la energía está empleada en recomponer su integridad. 

ELABORACION 

La irrepresentabilidad de la situación traumática tiene que ver con la intensidad de ese suceso doloroso, al que no se le puede poner palabras, por lo tanto, no se puede recurrir al proceso del pensamiento. Una de las formas de darle representabilidad es escenificarlo en el mundo externo con el funcionamiento del proceso primario. 

El YO, utilizando el mecanismo regresivo de la "puesta en acto" intenta representar la situación interna, en función de elaborar esa situación traumática. Se trata de una forma arcaica (por lo tanto, débil) de lidiar con el Superyo. 

La situación dolorosa, irrepresentable, está cargada de energía pulsional y la tensión interna es apremiante; el pasaje al acto se constituye en una descarga y en un intento de figurabilidad. Pero según la cualidad del 'acting out', el sujeto corre peligro en relación con su integridad (física o psíquica). 

La "puesta en acto" conlleva el despliegue de mecanismos arcaicos, impacta el polo perceptual, y es posible el registro de la situación dolorosa. 

La elaboración posterior está sujeta a la historia del sujeto, a la relación con los objetos primarios, a otras situaciones traumáticas ocurridas en el devenir, al tipo de trauma padecido en el momento actual y a la modalidad vincular en la que está inserto. 

El trabajo analítico tiene especial importancia en la tarea de integrar lo traumático, lo excesivamente doloroso, al proceso secundario, para ponerle palabras y otorgar nuevas significaciones. 
Implica desvelar ( y desarmar) las modalidades defensivas que se habían establecido, en ese intento de alivio de la tensión pero que obstaculizaban la simbolización. 
Seguramente "a priori", hay ocurrido situaciones similares en la situación transferencial y en la relación con los otros del mundo externo real. Se trataba de fallidos intentos repetitivos en búsqueda de significación; como fue imposible otorgarla, la violencia del pasaje al acto en algo asi, como un el último recurso (desde un punto de vista del funcionamiento primario hay que pensar en la intervención de los pares sadismo/masoquismo). 

Las relaciones objetales arcaicas no descargadas, los deseos insatisfechos, las sucesivas frustraciones, la fijación de la que dan cuenta; estructuran a ese aparato psíquico y predeterminan su capacidad de ligadura y el tipo de satisfacción. 

Cuando el sujeto está apremiado por "hacer algo", nos transmite un mensaje acerca de una urgencia imperiosa de calmar la tensión interna, ocasionada por la demanda pulsional; pero también le urge la imperiosa necesidad de "ser", de mantener la cualidad de sujeto ya que en esas circuntancias siente que no lo es, y vivenciarse como un sujeto vacio (vaciado) es peor que la muerte, ya que ésta se asocia a falta de excitación, a equilibrio, a nirvana. 

* C.I.P.E.A - Centro de Investigación Prevención y Estudio de los Accidentes. Fragmento de un trabajo presentado por los alumnos de la formación de posgrado - 1988 - 

Este trabajo se desarrolló tomando en cuenta a la conceptualización de Sigmund Freud cuando reestructura el concepto de trauma en relación a la angustia, sustituyéndola por el concepto de situación traumática y jerarquizando la interacción de las situaciones internas y externas. 
Se tomaron datos del texto "Inhibición, síntoma y angustia" (1925/26) - Obras completas - Ed Amorrortu 

Síntomas del Trauma 

Algunas veces, cuando se encuentran en peligro súbito, las personas se sienten abrumadas con sentimientos de temor, desamparo o horror. Estas circunstancias se llaman experiencias traumáticas. Algunas experiencias traumáticas incluyen el ser atacado físicamente, sufrir un accidente serio, estar en combate, ser asaltado/a sexualmente, estar en un incendio o un desastre como un huracán o un tornado. Después de este tipo de experiencias, las personas pueden encontrar que tienen problemas que no tenían antes de lo sucedido. 

Las personas que sufren de desorden de estrés postraumático (PTSD, siglas en Inglés) a veces reviven las experiencias a través de pesadillas y recuerdos, tienen dificultad para dormir y se sienten alejados o separados y tienen síntomas que pueden ser bien severos y que significativamente pueden impedir la vida diaria de la persona. 

¿Que Necesitan Saber los Sobrevivientes del Trauma? 

•       El trauma le sucede a muchas personas que son competentes, saludables, fuertes, buenas. Nadie se puede proteger completamente de sufrir experiencias traumáticas. 
•       Muchas personas tienen problemas que duran mucho después de ser expuestos al trauma. Hasta el 8% de las personas tendrán PTSD en algún momento en su vida. 
•       Las personas que reaccionan al trauma no se están volviendo locas. Lo que les está sucediendo a ellos es parte de un grupo de síntomas comunes y problemas conectados con el haber estado en una situación traumática. 
•       El tener síntomas después de un evento traumático no es señal de debilidad personal. Muchas personas bien ajustadas sicológicamente, y físicamente saludables pueden desarrollar el PTSD. Si la situación del trauma es bien severa, a cualquier persona se le puede desarrollar el PTSD. 
•       Al entender mejor los síntomas del trauma, una persona puede tenerle menos temor y ser más capaz de controlarlos. 
•       Al reconocer lo efectos del trauma y al saber más de sus síntomas, una persona podría ser más capaz de poder decidir dónde recibir tratamiento. 

Síntomas del Trauma 

Re-experimentando los Síntomas: 

Los sobrevivientes del trauma usualmente continúan re-experimentando su experiencia traumática. Re-experimentar significa que el sobreviviente continúa teniendo las mismas experiencias mentales, emocionales y físicas que ocurrieron durante o un poco después del trauma. 
Mentalmente re-experimentando el trauma puede incluir: 

•       Memorias que le disgustan tales como imágenes u otros pensamientos acerca del trauma. 
•       Sentirse como si el trauma le estuviera sucediendo otra vez (recuerdos). 
•       Malos sueños y pesadillas. 
•       Disgustarse cuando algo le recuerda el trauma (por algo que ve, oye, siente, huele, o el gusto de algo). 
•       Ansiedad o temor – sentirse en peligro otra vez. 
•       Irritación o sentimientos agresivos – sentir la necesidad de defenderse. 
•       Dificultad en controlar sus emociones porque los recuerdos le hacen sufrir ansiedad súbita, enojos, o se siente trastornado. 
•       Problemas en concentrarse o en pensar claramente. 

Las personas también pueden tener reacciones físicas cuando recuerdan el trauma, tales como: 
•       Problemas al dormir o permanecer durmiendo. 
•       Sentirse agitado y constantemente estar alerta al peligro. 
•       Sorprenderse mucho por ruidos altos o alguien que se le acerque por detrás cuando usted no lo espera. 
•       Sentirse temblando y sudando. 
•       Sintiendo palpitaciones del corazón o teniendo problemas al respirar. 

Porque tienen estos sentimientos difíciles, los sobrevivientes del trauma a veces se comportan como si estuvieran en peligro cuando están bajo estrés o se recuerdan del trauma. A veces se preocupan por estar seguros en situaciones que en realidad no son muy peligrosas. 

Por ejemplo, una persona que vive en un “buen” vecindario puede sentir que tiene que tener un sistema de alarmas, cerraduras dobles en su puerta, una cerca con llave, y un perro guardia. Porque las personas traumatizadas con frecuencia se sienten como si están en peligro aún cuando no lo están, pueden ser excesivamente agresivos, reaccionando para protegerse aún cuando no es necesario. Por ejemplo, una persona que fue atacada puede ser muy rápido en gritar o pegar a alguien que aparenta ser una amenaza. Esto sucede porque, cuando amenazadas, las personas tienen la reacción física natural de “atacar o escapar” que les prepara a responder al peligro. 

A pesar de que el re-experimentar los síntomas es incómodo, es una señal de que el cuerpo y la mente están activos en el esfuerzo de aceptar la experiencia traumática. Estos síntomas son respuestas automáticas y aprendidas hacia los recuerdos del trauma, porque el trauma se va asociando con muchas cosas que pueden causar al sobreviviente a sentirse como si el/la está en peligro de nuevo. Es también posible que el re-experimentar los síntomas es actualmente un atento de la mente de comprender lo que ha sucedido. 

Síntomas de la evitación: 

Porque el pensar acerca del trauma y sentirse como si estuviera en peligro de nuevo es muy molesto, las personas que han pasado por una experiencia traumática desean evitar los recuerdos del trauma. A veces saben esto y evitan los recuerdos del trauma a propósito, y a veces lo hacen sin darse cuenta de lo que están haciendo. 

Formas de evitar pensamientos, sentimientos y sensaciones asociadas con el trauma incluyen: 

•       Evitar activamente los pensamientos y memorias relacionadas al trauma. 
•       Evitar conversaciones y alejarse de los lugares, actividades, o personas que le pueden recordar el trauma. 
•       Dificultad en recordar partes importantes de los que sucedió durante el trauma. 
•       “Cerrado” emocionalmente o sintiéndose entumecido en sus emociones. 
•       Problemas con sentimientos de amor o el sentir emociones fuertes. 
•       Descubriendo que las cosas a su alrededor le parecen extrañas o no reales. 
•       Sentirse extraño o “no como usted”. 
•       Sentirse desconectado de su mundo alrededor y de las cosas que le suceden. 
•       Evitando situaciones que le puedan hacer sentir fuertes emociones sentimentales. 
•       Sentir sensaciones físicas raras. 
•       Sentirse físicamente entumecido 
•       No sentir dolor u otras sensaciones. 
•       Perder interés en las cosas que usted antes disfrutaba. 

A pesar de que los síntomas del PTSD y otros problemas relacionados con el trauma pueden recibir la mayoría de su atención cuando está sufriendo, las personas que tienen PTSD también tienen fortalezas, intereses, compromisos, relaciones con otros, experiencias pasadas que no fueron traumáticas, deseos y esperanzas para el futuro.

Filtro de título     Mostrar # 
# Autor Hits